Saltar al contenido

Botes de vidrio

Click aquí para ver más botes

Bote de cristal

Tarro, frasco, envase, recipiente o bote, llámalo como quieras, ¡hablamos de lo mismo!

Hay botes grandes y pequeños, anchos y estrechos. Con tapas de metal, plástico o cierre hermético… Son el utensilio ideal para tu cocina. Valen tanto para guardar las especias como las conservas, los frutos secos o el arroz, te ayudarán a poner orden en tu cocina.

Ese paquete de lentejas o de pasta, que se rompe al abrirlo y tienes que hacer malabares en el armario para que no se derrame y se salgan todas las lentejas, guárdalas en un bote de cristal, de esa forma las protegerás del polvo y posibles insectos que puedan aparecer.
¿Te gusta preparar tu propia mermelada? ¿O eres más fan de hacer tus propios encurtidos? Un buen tarro de vidrio que quede cerrado herméticamente te ayudará a aumentar el tiempo que puedes guardar tus conservas.

Pero el uso de los botes de cristal no se limita solo a la cocina. Existe una tendencia de decoración que se basa en crear un pequeño bosque dentro de un recipiente de cristal. ¡Es chulísimo!

Por qué comprar botes de vidrio

Son la mejor opción para que tus alimentos no adquieran olores raros. Si además usas botes herméticos, conseguirás que tus alimentos aguanten más tiempo frescos, y si se trata de alimentos secos, tardarán mas en ponerse rancios.

Los botes de cristal pueden ser esterilizados para guardar tus mermeladas caseras y que no crezca moho. También puedes envasar al vacío, lo que prolonga el tiempo de conservación. Una mermelada que guardas en un bote esterilizado y en la que has creado el vacío puedes mantenerla en un lugar oscuro de tu cocina durante meses. Se acabó eso de tirar fruta que se ha puesto mala por no gastarla a tiempo, haz tus mermeladas, aprovecha toda esa fruta y podrás consumirla en los próximos meses.

Quizás te intersa: